3

Amanece ya la noche en el puerto,
nueva ola de atávicas sensaciones
en apogeo por el cuerpo yerto.

Fantasmagóricas alucinaciones
emergen en sombría luz de faro,
pensamientos prontos como el disparo.

Anuncios

Sonetos jarochos que se fueron con la bruja.

I

 

Sueñas que me atrae tu canto

como el mar hipnotiza al río.

Que desciende perverso y frío

sobre mí como oscuro manto.

 

Más torpes lápidas no aguanto

fatigado de este amorío,

descanso final tan  tardío

como aquel solitario llanto.

 

Piensas tenerme por locura,

que en la niebla vago perdido,

solitaria, endeble figura.

 

Soy el templo jamás construido,

culto a la voluntad impura,

negro néctar en ti vertido.

 

 

 

 

 

II

 

Piensas que me pierdo en tu melodía,

que vivo a través de tus desvaríos

aunque fútiles, absurdos y fríos,

deseos oscuros que la noche huía.

 

Cansado, día y noche fumaría

en espera del mañana sombrío;

hundidos yacemos en el hastío

desde que la gran negrura llovía.

 

A los espantos aquí o en la luna

que no creen en la bella sorpresa,

pero sí en su malnutrida fortuna.

 

A esos llantos una alegre promesa,

por dulce o feroz que sea la hambruna,

no los deja atrás esta alma siamesa.

Ausente despertar.

Ausente despertar.
Recorres de prisa veinte caminos.

Corres, sonríes, giras
y escuchas marimbas.
Sin atar tus cordones
persigues avispas.

Vacío despertar.
Sombras sobre los empinados riscos.

Palabras sanguinolentas

Ella es una voz infinita,
no es luz en la sombra ni fuego que consuela.
Más bien pesadilla recurrente que tortura y consume,
aún así, el amor que muchos anhelan.

Hace tanto que se fueron los cielos azules,
el aire fresco de la tarde y las risas de las muchachas;
hoy solo quedan nubes negras y sus palabras sanguinolentas.

Ella es voz infinita
belleza maldita
pena y lujuria
locura dormida.

Voy por el camino de las consciencias perdidas,
pisando cráneos, pensando en frases muertas,
todo para volver a escuchar cuánto me desprecias.

El llamado

Escucha la lluvia en el silencio de la noche,
atiende el susurro del que soñando espera,
las recompensas serán mayores a tus ambiciones.

Las pesadillas abandonarán tu mente
cuando llegue el Sol de una nueva era,
solo tenemos que romper los grilletes.

El mar calmo será la más temible fiera
abandonando su prisión en la ciudad de piedra.
Atiende el llamado.

Atiende el llamado, del que soñando espera.

La construcción de un poema

A una semana del Día Mundial de la Poesía, comparto aquí la métrica que prefiero para construir un poema.

-La Lira, por sus estrofas de cinco versos entrelazando heptasílabos con endecasílabos. Rimando el primer verso con el tercero y el segundo con el cuarto y el quinto. Es decir: 7a, 11B, 7a, 7b, 11B.

Opto por ésta a razón del ritmo que, me parece, se crea con la combinación de versos de arte mayor y arte menor, que me agrada bastante.

– Otra combinación que utilizo sin saciedad es el Terceto.

Este es una estrofa de tres versos endecasílabos y en su rima, por lo usual consonante, se parea el primero con el tercero, dejando el segundo verso libre.

Conforme crece la longitud del poema que se elabora con la unión de tercetos, recibe el nombre de terceto encadenado. De esta forma, el segundo verso se convierte, entonces, en la pauta de la rima que se utilizará en la siguiente estrofa y así de forma sucesiva, hasta lograr la longitud deseada.

Su rima es así: 11A, 11B, 11A. 11B, 11C, 11B. 11C, 11D, 11C…

Para dar cierre utilizo la regla del Serventesio con la llave 11Y, 11Z, 11Y, 11Z o el canon del Serventesio, adicionando un pareado: 11X, 11Y, 11X, 11Y, 11Z, 11Z.

Ahí tienen mis dos herramientas métricas para elaborar poemas, quiero conocer las suyas, espero me las compartan.

Festejemos este mes leyendo y haciendo poesía.

Ella es una idea

Si mi ansia a ti llegara

a palparte como espectral neblina,

si mi anhelo tocara

en forma clandestina

tu cuello, tus labios que serán mi ruina.

 

Si mi ansia tú notaras,

si violenta y con urentes caricias

tu cuerpo en mi tatuaras,

con mis blancas milicias

te haría mía en las batallas más sucias.

 

Ahora, aquí, apartado

del aroma de tu piel que seduce

a mi sexo inflamado,

a soñarte me induce

tu ficción, efigie oscura que abduce.

 

Camino con mis dedos

los alcores rosas de tus pezones,

el mayor de los credos

es lamer tus tacones,

deja de ser mía en evocaciones.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Redline: Live to Drive!

To share my passion of motorsports to all my readers! To get people of all ages and income levels into the absolute best vehicle possible for their specific needs and to make driving enjoyable every single day!

Letras gratis

El blog de Pablo Tassani

ARQNIME

¡Sonríe!