Ausente despertar.

Ausente despertar.
Recorres de prisa veinte caminos.

Corres, sonríes, giras
y escuchas marimbas.
Sin atar tus cordones
persigues avispas.

Vacío despertar.
Sombras sobre los empinados riscos.

Anuncios

Exterminador

CalaveraTodo se fue al carajo más rápido de lo que pude imaginar, a la mierda se fueron las opciones de contingencia. Todos se esfumaron, algunos fueron más rápidos que las balas azules. Llegué hasta el auto en confusión, y esperé tanto como pude.

En silencio, sin llamar la atención, estacioné frente al punto de reunión, lo he observado un par de horas, todo parece limpio; una luz titilante en el cuarto superior es la señal, aunque no es la habitación acordada.

Aun pienso que todo podría ser una trampa mientras giro la llave, la sala de estar en penumbra, de un rincón aparece Mara con el índice en los labios e inclina su cabeza la esquina contraria, pegados al muro, me susurra que solo algunos lograron llegar; otros ya son problema del forense.

“Pero no te alegres, todos moriremos, Él está aquí”. Entonces veo la tenue luz en su mirada; tal vez sus ojos casi tan opacos como la habitación sean mi último refugio. No tengo miedo, tampoco tú deberías tenerlo, le digo. Pero pienso que ahora hacen falta más que palabras para transmitir algo, lo que sea.

Penetro las sombras y entre los muebles y demás rincones apenas reconozco a malhechores mediocres, temblando; apretujándose contra sillones, macetas y paredes.

Mientras camino, más oscura es la casa y más claras son las cosas; o para ser más exacto, entro al sombrío déjà vu de mí, nuestra muerte. En cualquier momento entre la mirada lastimera de Perro y la lámpara que antecede las escaleras aparecerá Él, con toda la furia del que extermina por convicción.

Por fin sabré que hay del otro lado de la oscuridad.

Avanzo, la negrura me abraza.

El Terror que llegó el Día de Muertos, Parte I.

 

Ehecátl  recorre las calles de la ciudad, intentando recobrar el terreno perdido por siglos de evangelio y derramamiento de sangre, para imponer la palabra de Dios; piensa que si sacude a la gente con vientos frenéticos puede recuperar su lugar de privilegio entre las creencias mexicas.

De entre la bruma, color nocturno que entumece los ánimos de lechuzas y murciélagos, una silueta irrumpe; su vaharada ennegrece la noche y su caminar desperdiga una tierra primigenia, el suelo del inframundo.

Este ente, no es una arcaica Deidad indignada, es un ser monstruoso, que llega, determinado, a entregar su ofrenda  de terror y muerte en la víspera de este, primer día de noviembre.

Germen

Sucumbiendo de a poco, el vacío consume la poca luz que resta de aquella aurora; la nada pronto lo será todo y el individuo multitud, la muerte vida, yo seré tú y viceversa.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Redline: Live to Drive!

To share my passion of motorsports to all my readers! To get people of all ages and income levels into the absolute best vehicle possible for their specific needs and to make driving enjoyable every single day!

Letras gratis

El blog de Pablo Tassani

ARQNIME

¡Sonríe!