El llamado

Escucha la lluvia en el silencio de la noche,
atiende el susurro del que soñando espera,
las recompensas serán mayores a tus ambiciones.

Las pesadillas abandonarán tu mente
cuando llegue el Sol de una nueva era,
solo tenemos que romper los grilletes.

El mar calmo será la más temible fiera
abandonando su prisión en la ciudad de piedra.
Atiende el llamado.

Atiende el llamado, del que soñando espera.

Anuncios

¿Sueñan las muñecas inflables con dildos eléctricos?

¿Sueñan las muñecas inflables con dildos eléctricos?

Algunos sueños son extraños, porque en ellos comprendes que en verdad no necesitas que tu ropa lleve en la etiqueta el nombre de alguien.

Ni dinero ni bancos, ni siquiera a otra gente.

El Primer Vuelo del Vampiro

PVVHace un tiempo leí un excelente libro, breve en extensión pero de un gran valor para las letras por lo que nos presenta. Este volumen reúne cuatro cuentos fantásticos que nos dan a conocer el origen literario del Vampiro.

Este personaje aterrador que si bien, desde hace eones ya estaba presente en las leyendas folclóricas a lo largo de las culturas más antiguas, los relatos mostrados en esta edición son los que de una u otra manera, marcan tanto la pauta literaria para este personaje, como la fijación en el imaginario mundial de esa imagen clásica e inmortal (como él mismo) de este demonio que tanto nos ha aterrado.

Este libro se titula El Primer Vuelo del Vampiro.

Los textos que incluye son:

La Novia de Corinto, escrito por Johann Goethe, escrito en 1797, es la obra que absorbe a este personaje y lo inserta al mundo de la literatura.

El Vampiro, de John Polidori, es el relato que presenta al mundo la imagen que hasta hoy tenemos del Vampiro, un acaudalado misterioso, seductor y de una maldad infernal. Este texto se gestó al mismo tiempo que Frankenstein, pues tanto Shelley como Polidori, participaron del reto literario de escribir una historia de fantasmas propuesto por Lord Byron.

La Familia del Vurdalak, espeluznante cuento de Alexei Tolstoi, es mi cuento favorito de la edición; sombrío, crudo y en verdad aterrador, es un relato que los hará desconfiar de sus amigos, su pareja y hasta de sus padres, así como mirar por encima del hombro al caminar.

El cuento que cierra el libro es El Huésped de Drácula, ni más ni menos que de Bram Stoker, quien con sus historias ha perpetuado a este personaje en el que podemos depositar nuestros más arcaicos miedos.

El libro es de Factoría Ediciones, pero ya sea que lo compren o los busquen por la red, en verdad, no dejen de leer estos cuentos, y al hacerlo, confío en que me compartan cuál de los cuatro es su preferido.

Oración Negra

Soy corteza hueca y raíces podridas,

la tierra árida del planeta muerto,

Soy el dolor de una madre sin hijas,

la esperanza perdida del desahuciado.

Soy la oscuridad del alma

y el último aliento de la inocencia.

 

Soy el devorador de toda vida.

Decadentismo

Decadentismo mexicanoEs una de las corrientes literarias que más me gusta, son textos intensos y crudos, de hecho, creo que puedo sentir en ellos el mismo ímpetu que en la música de Beethoven.

Se originó en Francia durante  las dos últimas décadas del siglo XIX.

A pesar de que surgió como un término despectivo utilizado por la crítica académica fue adoptada con ironía por estos autores. Decadentes, son entonces  aquellos escritores influenciados por Baudelaire (el poeta maldito).

Otro autor de relevancia para esta corriente fue Rimbaud quien expresó lo que puede considerarse un manifiesto del actuar decadentista de esta manera: El poeta debe hacerse vidente a través de un razonado desarreglo de los sentidos. Se trata de registrar lo inefable y para ello es preciso una alquimia verbal que, nacida de una alucinación de los sentidos, se exprese como alucinación de las palabras y al mismo tiempo, esas invenciones verbales tendrán el poder de cambiar la vida.

Para algunos, la alucinación de los sentidos a la que hacía alusión Rimbaud no excluía el recurso de lo que Baudelaire había definido como paraísos artificiales, es decir, las alucinaciones producidas por los estupefacientes.

Otro de los principales exponentes europeos fue Paul Verlain especialmente después de la publicación de Los poetas malditos en  (1884). En esta obra se honra a seis poetas: Tristan Corbiére, Arthur Rimbaud, Stéphane Mallarmé, Auguste Villiers de L’Isle-Adam y  Pauvre Lelian, anagrama del propio Paul Verlaine.

El decadentismo atrapó mi atención ya que arremete contra la moral y las costumbres burguesas de la época (que parecen mantenerse, en la sociedad mexicana al menos), porque pretende la evasión de la realidad cotidiana, exalta el heroísmo individual y desdichado y explora las regiones más extremas de la sensibilidad y del inconsciente.

Poesía, Relatos y novelas fueron las obras que predominaron en esta corriente. Además del arte en las muy interesantes obras del ilustrador Julio Ruelas.

Pero sobre todo porque en su tiempo fue una manifestación del malestar con la vida social de la época. Exponiendo la pobreza y el estilo de vida de las clases más desprotegidas. Son comunes relatos de ladrones y prostitutas, llenos de violencia y sentimientos de gran tristeza y angustia. También son parte de sus letras, temas oscuros y mágicos.

El decadentismo surgió también En México durante la última década del siglo XIX, tratando temas tabúes, como la idea de perversidad, lo profanan lo sacro, el abuso de estimulantes como el ajenjo y la oscuridad de los significados.

Una característica distintiva fue el consumo de drogas y alcohol que fue acabando con la vida de algunos del grupo, pues al tener como centro principal de reunión distintos bares, hacen del consumo de estimulantes algo cotidiano, lo que resultaría un fatal estilo de vida.

Pancho Banuet, Bernardo Couto Castillo, quizás el más decadentista del grupo, ya que murió en a los 22 años, por ejemplo. La verdad es que todos tenían conciencia del daño que consumían en una copa de ajenjo, en una dosis de bromuro, pero prefirieron continuar con ese modo de vida aprendido, haciendo honor a sus letras.

Las obras de los autores decadentistas cuyas temáticas parecen estar hoy tan actuales cómo entonces, pues a menudo solemos toparnos con pasiones desbordadas y marginación ofensiva, todo ya muy cotidiano en este, nuestro país decadente.

A continuación un texto decadente: Un cuento que no lo es – De Alberto Leduc

Y el poema Misa Negra – De José Juan Tablada.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Redline: Live to Drive!

To share my passion of motorsports to all my readers! To get people of all ages and income levels into the absolute best vehicle possible for their specific needs and to make driving enjoyable every single day!

Letras gratis

El blog de Pablo Tassani

ARQNIME

¡Sonríe!